Sabino Ormazabalen babes taldea.

eu | es | cat |

Indarkeria-eza, bizitza eta gatazkei buruzko ikuspegia islatzen duten Sabinoren idatziak


Escritos y posicionamientos suyos relacionados con la noviolencia como actitud ante los conflictos y la vida




Verano de 2003 y febrero de 2005

Publicación de los libros "Mil y una coces contra la disidencia" y de "Mil (y 2) coces contra la disidencia" respectivamente, firmado por cinco de las personas procesadas. Autoedición. Se recogen en ambos libros una sarta de insultos, criminalizaciones e improperios contra las personas, grupos y entidades que no piensan como lo establecido por el pensamiento único. Parten de su propia experiencia, de lo que se dijo tras su detención.

En la contraportada, Sabino y sus compañeros afirman sobre "las coces" que recopilan:

"Esta forma de escribir no ayuda ni a la paz, ni a la cordura, ni a un entendimiento mínimo entre personas que piensan diferente. Por eso decimos, con respeto, firmeza y pacíficamente, ¡ya os vale!".



Agosto de 2003

Publicación del libro "Un mapa (inacabado) del sufrimiento", elaborado por Sabino Ormazabal y editado por el Instituto Manu Robles-Arangiz Fundazioa.

En su prólogo se dice,

"Un proceso de paz necesita un reconocimiento multilateral del sufrimiento producido y padecido. Ésta es una de las bases de un proceso de conciliación. Acercarnos al sufrimiento de los 'otros' es una manera de romper los muros que nos separan y de comprometernos con los derechos humanos".

(...) La defensa de los derechos humanos debe realizarse sin excepciones. Esto no implica equiparar situaciones distintas. Dos son las bases que deben tenerse en cuenta: (a) la vida es el derecho supremo sin el que no es posible el ejercicio de los demás derechos; (b) considerar y reconocer todas las realidades de sufrimiento es un imperativo ético".



Diciembre 2003. Hika, 150. Un mapa (inacabado) del sufrimiento.

Artículo: Queda mucho por hacer

“El trabajo Un mapa (inacabado) del sufrimiento es una recopilación abierta de datos sobre las violaciones de derechos humanos, la violencia, las agresiones a las libertades y el padecimiento de las víctimas en el conflicto vasco.

(...) Este trabajo aporta los suficientes elementos como para que cada cual cruce los datos como crea conveniente, los interprete, indague en las causas y busque espacios de discusión y soluciones.

El mapa es inacabado porque queda mucho por hacer aún. Queda mucho trabajo político, social y cultural para que sea reconocido el sufrimiento en su totalidad y en todos sus ámbitos, y se pongan las bases para terminar con las amenazas y malos tratos crueles contra las personas, contra todas las personas. Una de las realidades que más me impactó fue conocer la situación de, por ejemplo, el 44% de las personas heridas por coche-bomba que han quedado con invalidez permanente, las 1.294 que han quedado con incapacidad física o las 41 con gran invalidez, así como el gran número de personas que han perdido un ojo por disparos de pelotas de goma.

(...) El sufrimiento humano está más extendido de lo que se piensa. (...) Si tras la lectura de este trabajo logramos acercarnos, respetar y solidarizarnos con los seres humanos que están tras esta indigesta acumulación de datos y cifras, habremos logrado uno de los objetivos de este trabajo: contribuir a la humanización del conflicto.

(...) Necesitamos reconstruir cuanto antes el tejido social de un pueblo que quiere decidir su presente y su futuro en libertad”.